lunes, 30 de julio de 2012

Arruinando empresas...

Hace poco he comprado un articulo por telefono y cuando la chica me dijo que si me lo enviaba por Seur le dije que de ninguna manera. Cualquiera, menos Seur. Y no es porque el transportista de Seur no venga a mi casa, que si viene. Pero como si no viniera. Mi problema con Seur es la falta de comunicacion: es imposible contactar con señor de la furgoneta para concertar una hora de entrega: te topas con un telefono 902 y con una señorita a la que deben de pagar una miseria y una burocracia que es como el muro de Berlin: infranqueable. En otras empresas de paqueteria mas pequeñas puedes incluso contactar con el transportista y concertar hora: el sale ganando porque sabe que cuando venga se encontrará alguien en casa y yo, como cliente, quedo contento.

Otro ejemplo de decision empresarial ruinosa es la de la implantar centros de atencion telefonica en Sudamerica. Lo tenia todo para ser una gran elección: personal que hablaba español, sueldos de miseria, margenes de beneficio colosales. Todo eran ventajas menos un pequeño detalle: al final este personal no resolvia casi nada y el español medio preferia cambiar a una empresa en donde el que te atienda sea de tu pais.

Otro gran ejemplo de decision emperesarial genial ha sido la renovacion del contrato a un famoso miembro de la familia real de conducta poco recomendable por parte de una importante empresa de telefonia nacional. La competencia de esta empresa no podia ni soñar con una publicidad mejor y gratis que les ha tenido que traer miles de clientes sin mover un solo dedo. Y es que la naturaleza humana es asi.