domingo, 27 de mayo de 2012

La derecha cobarde

Hace algun tiempo un famoso psiquiatra dijo en una entrevista que todos los  problemas que tiene España parten de dos complejos: el primero  el que tiene la derecha ante la izquierda, al considerarla moralmente superior. El segundo es el complejo que tiene la izquierda ante los nacionalistas.

Estos dos grandes complejos se ponen de manifiesto todos los dias. Por ejemplo: el gobierno de presunta derecha del PP ha sido incapaz de quitar la asignatura de educacion para la ciudadania. Tiene mayoria absoluta, tiene todos los poderes del estado para volatilizar esa asignatura sectaria. Lo tiene todo, menos el valor para hacerlo. Los votantes del PP se sienten absolutamente descorazonados porque saben que el PP, con todo el mal que esta haciendo no volverá a conseguir una mayoria en mucho tiempo. Si cortaran de raiz esta asignatura mostrarian a sus adversarios del PSOE una firmeza que les haria recapacitar antes de tomar cierto tipo de medidas. Los dirigentes del PP piensan que esta forma de actuar "politicamente correcta" hará que votantes moderados de la izquierda les voten. Conseguiran el efecto opuesto:no solo no les votaran sino los suyos les abandonaran.

Otro ejemplo lo hemos vivido con la pitada al himno nacional en el partido de la copa del rey. Aqui la cobardia ha sido tan manifiesta que tiraba de espaldas. Si hubieran suspendido el partido habrian dado una leccion a todos los nazionalistas. Tragandose el sapo lo unico que consiguen es que la proxima pitada sea mas grande que la anterior.

En esto de la pitada se conjugan otros factores, tambien responsabilidad de la derecha cobarde:el haber cedido las competencias de educacion a las autonomias ha hecho que la bandera nacional sea considerada un trozo de trapo y la figura del jefe del estado la de un colega mas. Tengo compañeros de trabajo con estudios superiores que son de la misma opinion. A estos les deberia  decir lo que una vez dijo mi amigo Paco Jim: "Si tu consideras que la bandera es un trozo de trapo al que se puede quemar sin que pase nada entonces supongo que no te molestara que me orine  sobre la foto de tu madre porque es solo un papel".

Y, por si no tuvieramos suficiente, ahora vienen los piratas ingleses a tocarnos las narices. La derecha cobarde y acomplejada reacciona como cabe esperar: tragandose el sapo. Como dice Natalia Pastor, como nos vamos a hacer respetar ante los ingleses si no nos hacemos respetar ante las hordas nazionalistas.

Enfin, esto es lo que hay.