jueves, 30 de diciembre de 2010

Cara Dura.

No se si esto le esta pasando a alguien mas pero a mi me tiene ofendido. Desde hace meses es de dominio publico que la luz iba a subir en enero de 2011. A mi las facturas de electricidad de Sevillana Endesa me vienen con fecha 12 de cada mes. La ultima fue la del 12 de Noviembre realizada con lectura real del contador en ese dia y lectura estimada el 12 de Octubre. Temeroso de que en la factura de Diciembre elijan una lectura estimada irreal, desde ultimos de noviembre estoy metiendo a traves de la pagina web de endesaonline lecturas diarias del contador (es decir, estoy trabajando para Endesa, poniendo mi tiempo, mi ordenador y mi ADSL particular).
El caso es que diciembre esta terminando y la factura no me viene. He llamado tres veces al 902 508850, telefono no-gratuito y las operadoras me salen con evasivas. La que me atendió ayer (Maria, como se ve está perfectamente identificada) me dijo que no me preocupara y que hoy dia 30 estaria mi factura. Hoy dia 30 la factura ni está ni se le espera. Llamo hoy otra vez al dichoso telefono y tras cinco minutos de tiempo de espera Maria Dolores (otra perfectamente identificada) me dice que es que "hay algun tipo de incidencia"( ya puestos deberia haberle echado la culpa a Jose Maria Aznar que, como es sabido, es el responsable de todo lo malo que pasa en España). Le replico que imagino que incidencia puede ser (esperar dos dias mas y ganar un diez por ciento más cobrando consumos de diciembre de 2010 a precios nuevos de 2011) y se lo ha tomado a mal.
....

31.12.2010 Bueno, parece que ha habido suerte. Me han remitido la factura con fecha 30.12.2010. Solo queda por ver los precios que me han aplicado.

domingo, 26 de diciembre de 2010

Sin complejos

He aqui el barco de guerra de la marina rusa "MarshalShaposhnikov" dandole una buena racion de plomo caliente a piratas somalies pillados in-fraganti ejerciendo su actividad pirateril. Me viene a la memoria como resolvimos nosotros el secuestro del Alakrana y como nos trajimos a dos piratas a vivir a cuerpo de rey con cargo a nuestros impuestos...

Y es que estos rusos carecen de complejos. Estoy hasta por afirmar que ellos no creen en el cambio climatico ni en la multiculturalidad ni en la mayoria de los principilas ideales del mundo progre occidental..



miércoles, 8 de diciembre de 2010

La (dichosa) comida de navidad con los compañeros del trabajo.

Hace poco volvi a ver una película de la que guardo muy buen recuerdo. Se titula “Fuga de Sobibor” y relata la única rebelión que tuvo éxito en un campo de exterminio nazi. Entre las muchas curiosidades que relata está el hecho de que en el último momento, con las puertas abiertas, hubo un grupo de judíos que se negaron a huir. Entre elegir la libertad y la incertidumbre de la vida optaron por la esclavitud y la certidumbre de la muerte.

Comento esto porque todos los años suele suceder lo mismo cada vez que toca organizar la comida de navidad con los compañeros del trabajo. Tenemos la posibilidad de emplear nuestra libertad organizando nosotros mismos la comida, esto es, acudir a un restaurante y pedir a la carta lo que queramos compartiendo los gastos o renunciar a nuestra libertad y dejar que todo lo organize el maitre, esto es, contratar un menú. Inexorablemente, todos los años ocurre lo mismo: se contrata el menú y se sale del restaurante con la sensación de haber sido vilmente estafados.

No obstante hay peores elecciones porque, a fin de cuentas, la contratación de un menú supone una forma de acuerdo en la que, al menos, tienes una vaga idea de lo que te van a dar y conoces exactamente cual es el precio final. Y es cuando no sabes lo que te van dar ni sabes lo que te va acostar: esta es la opción de dejarlo todo en manos del maitre, colocando los platos “al centro” (o sea, la cantidad de comida que es para uno se comparte entre cuatro cobrandose al cuadruple de valor) y sin tener la oportunidad de saber cual es el precio de lo que te están aplicando, salvo al final claro, momento en el que te llevas la desagradable sorpresa.

Aunque el ejemplo de la comida de navidad pueda parecer exagerado es aplicable a la diferenciación entre socialismo y liberalismo. Socialismo: renuncias a tu libertad como individuo y dejas que el estado( la colectividad) te organize la vida. Liberalismo: el individuo es el único que decide como organizar su vida, asumiendo las consecuencias de sus acciones.

Asi que ya saben, cuidado con la organización de la comida de navidad. No permitan que nadie les organize la vida.